Skip to main content

Aunque pueda parecer una tontería, salir de la casa y dejar las llaves dentro es algo bastante frecuente. Si eso le ha pasado y se pregunta si hay forma de solucionarlo sin la necesidad de romper la cerradura, la respuesta es sí. No será necesario tomar la puerta a golpes ni ingresar por la ventana, nosotros te diremos cómo abrir la cerradura con las llaves puestas dentro.

¿Qué debo tener en cuenta para abrir mi cerradura si con las llaves puestas?

Primero que nada, es necesario tener en cuenta una serie de factores para poder operar de la mejor manera. Es necesario que sepa que tipo de cerradura tiene, ya que cada una funciona de manera diferente. Si tiene la suerte de poseer una cerradura de cilindros con función de emergencia su problema está solucionado. Este tipo de cerraduras pueden abrirse fácilmente por ambos lados, aun con la llave en su interior.

como abrir una cerradura con las llaves puestas

Si por el contrario posee otro tipo de cerradura, la tarea será más ardua. Para abrir una cerradura con las llaves puestas dentro, hay ciertos trucos que se pueden realizar. Si la llave la ha dejado sin girar puede considerarse afortunado, eso facilitará mucho las cosas. Si la llave está recta, esta puede ser empujada desde el lado contrario con algún elemento alargado y fino. De este modo la llave caerá y será posible introducir otra para abrir la cerradura.

Tres simples pasos para abrir cualquier cerrojo

Si los métodos que mencionamos anteriormente no han funcionado aún hay una posibilidad de arreglarlo. Tal vez su cerradura no es de cilindros con función de emergencia y además dejó la llave girada en la cerradura. Le explicaremos un método casi infalible para abrir una cerradura con las llaves puestas dentro.

Para el primer paso necesitaremos una lámina de plástico, puede ser una tarjeta de apertura, una placa de radiografía o incluso una botella de plástico. Si escogió la botella debe cortar una larga tira de plástico de la misma, utilizando la zona más plana de la botella.

Para el segundo paso solo debe introducir la cinta de plástico en el espacio entre la puerta y su marco para con ella manipular la cerradura. Una vez que logre que la cinta pase hasta el otro lado debe deslizarla hacia arriba, hasta tocar el resbalón. La idea es lograr empujar el resbalón hacia dentro con ayuda de la cinta, aunque no es tarea fácil.

 El tercer paso consiste en forzar el resbalón. Si siente que la cinta no desliza puede ser buena idea mojarla con agua y jabón para que resbale. Una vez pueda moverla con facilidad y logre hallar el resbalón es momento de comenzar a manipular. Debe buscar el borde del resbalón para meterlo en la cerradura y que esta se abra. Es posible que al intentar seguir todas estas indicaciones no consiga ningún avance, o que prefiera no arriesgarse por su cuenta. En cualquiera de los casos tiene la posibilidad de recurrir a un cerrajero que solucione su problema rápida y eficazmente.

Pulse para llamar